Suscríbete
Suscríbete
​Manuel Molins, CEO en CTT Express

La presión en los precios ha ido en aumento hasta llegar a tarifas que serían impensables hace 25 años

CTT 5
​Manuel Molins, CEO en CTT Express. Fuente: CTT Express.
|

Año 1997. Son las 7:00 am en una instalación de la empresa líder del sector de la paquetería. Jacinto y Agustín esperan, tiza en mano, a que el camión que viene de Barcelona descargue toda la mercancía. Cajas y cajas de diferentes pesos y tamaños van pasando delante de sus ojos y, con una velocidad más que envidiable, reconociendo la etiqueta de cada paquete, van marcando con la tiza los códigos de sus zonas de reparto: ‘X7’, ‘C4’… y así otros tantos códigos, de memoria, como si fuera el escáner más tecnológico. Sin códigos de barras, ni ‘QRs’... Solo un tremendo y estudiado callejero mental repasado mil y una veces al día.


Año 2022. Profesionales clave en el sector de la paquetería urgente se sientan a discutir sobre las ciudades del futuro en el primer Desayuno con CTT Express. Una de las preguntas que sobrevuela la sala es ¿para cuándo el reparto mediante drones? ¿o será con vehículos autónomos?


Han pasado 25 años y nuestro sector ha cambiado radicalmente. La tecnología ha supuesto un avance fundamental para la productividad, los precios, la fiabilidad del servicio y la extensión del transporte urgente, hasta el punto de que un consumidor recibe una compra online, trivial o importante, una carcasa para el móvil o un repuesto clave, en 24 horas, virtualmente ‘gratis’ porque el precio de la compra incluye la entrega a domicilio.


Hace 25 años en el sector de la paquetería urgente las empresas que competían venían de las grandes redes nacionales de transporte industrial y las entonces recientes redes franquiciadas se disputaban el reinado de la mensajería. Hoy hemos pasado a la eclosión de multitud de startups de reparto de última milla. Si echamos la vista atrás, veremos cómo muchas de aquellas grandes empresas se han quedado en el camino y otras ha sido absorbidas por los correos postales europeos, donde están muchos grandes competidores. Pero, las grandes empresas logísticas vinculadas a las emisoras del comercio electrónico, Amazon Logistics, Aliexpress, JD.com… también han tomado posiciones, alterando los modelos ‘tradicionales’ de la paquetería empresarial, en los que la capacidad de ofrecer una red nacional era una ‘barrera de entrada’ clave para los nuevos contendientes. El comercio electrónico ha derribado esas barreras de entrada y ha permitido que pequeñas empresas de reparto de última milla puedan prosperar sin necesidad de una cobertura nacional.


Otro de los hitos de estos 25 años pasa por la evolución de los precios y servicios. Los elevados márgenes de los años 90 provenían de los servicios de ‘mensajería’, lo que hoy encuadraríamos en el B2B. Servicios que se prestaban a pequeñas empresas dispuestas a pagar un extra por la rapidez y la fiabilidad de las redes. Esos servicios han evolucionado hacia la distribución comercial primero y hacia la distribución del comercio electrónico después. Los clientes ya no son sólo pequeñas empresas sino también grandes emisores. La presión en los precios ha ido en aumento hasta llegar a tarifas que serían impensables hace 25 años.


Pero gracias a la tecnología y a las mejoras en la gestión, la productividad y los costes acompañan a las reducciones de precios. Las nuevas tecnologías para la clasificación de objetos, equipamientos logísticos, comunicaciones y, sobre todo, tecnologías para el control de los procesos: la localización en tiempo real de cada paquete para informar con precisión a remitentes y destinatarios. Una carrera constante por encontrar nuevos avances que permitan reducir los costes y mejorar los servicios prestados a los consumidores. Información en tiempo real sobre la situación de cada envío, acceso a la información a través de los dispositivos móviles, distintas opciones para la entrega de los envíos a domicilio, en puntos de conveniencia, en lockers, entregas en franjas horarias…


La presión competitiva ha ido en aumento en estos 25 años. A pesar del gran incremento del mercado que ha supuesto el desarrollo del comercio electrónico, la situación del sector no ha dejado de ser cada vez más exigente. Las redes franquiciadas, que tenían en su mano la baza ganadora de la capilaridad comercial para la captación de pymes, ahora deben adaptarse a otro escenario en el que los clientes mayoritarios son grandes emisores que requieren otro modelo comercial, más centralizado. El reparto de última milla, entonces enfocado en la entrega en locales comerciales, ahora se produce mayoritariamente al consumidor final, habitualmente a domicilio, con las mayores dificultades que esto representa. Clientes ausentes, menor concentración de entregas, accesos a vivienda, etc. En definitiva, mayores dificultades para las que, una vez más, la tecnología tiene que representar la solución para mantener la competitividad.


Y para presión: el nuevo reto de la sostenibilidad. El sector se ve afectado de lleno y tiene la obligación de adaptarse a marchas forzadas a los nuevos requisitos medioambientales de las grandes ciudades. Un sector que debería ser considerado como un apoyo a la sostenibilidad por repartir productivamente millones de envíos diarios y evitar así los correspondientes desplazamientos de vehículos privados. Podemos afirmar que: “La furgoneta de reparto de paquetería es a la compra individual lo que el autobús es al desplazamiento privado”


El compromiso medioambiental es una realidad en nuestro sector. La reducción del papel, el uso de materiales reciclables, el aumento de la productividad de las flotas, la reducción radical de los kilómetros recorridos por cada entrega realizada, la utilización creciente de medios de reparto no contaminantes, bicicletas, andarines, vehículos de bajas emisiones, vehículos eléctricos…  Todas estas medidas orientadas a la sostenibilidad, en coordinación con las administraciones municipales, requieren sin embargo ser realistas en cuanto a los plazos de reconversión necesarios, ya que hoy por hoy los mayores costes que suponen estas medidas y la baja disponibilidad de la industria para proveer determinados medios (vehículos eléctricos, tanto pesados para el largo recorrido como ligeros para la última milla) pueden suponer dificultades inasumibles en el corto plazo.


Han sido 25 años de evolución en los que un sector tan tradicional como el del transporte ha cambiado mucho. ¿Cómo serán los próximos 25 años? La tecnología sin duda seguirá permitiendo cubrir las nuevas necesidades de la sociedad. El vehículo autónomo y no contaminante permitirá cambiar las fisonomías de las ciudades, al desaparecer el vehículo privado con todas sus servidumbres de utilización del espacio y contaminación atmosférica, acústica y visual.


Combinado con medios automatizados de recepción y emisión (¿lockers?) también permitirá el reparto de mercancías productivo, barato e invisible (¿nocturno?)


Pero teniendo en cuenta que, si nos hubieran hecho la pregunta en 1997: ¿Cómo crees que será el sector de la paquetería urgente en 2022?, probablemente no nos hubiéramos ni aproximado a la actual situación, seamos modestos, ¿por qué habríamos de acertar hoy en una previsión para 2047?


Artículo de opinión publicado en el nº279 de Logística Profesional (pág 64)


Comentarios

Pexels andrea piacquadio 3769747
Pexels andrea piacquadio 3769747
Ecommerce

De mantenerse el ritmo de crecimiento del comercio online, se necesitará, en consecuencia, la creación de nuevos polígonos y construcciones logísticas, y por ende nuevos terrenos de suelo urbanizable.

KNAPP logística farmaceutica
KNAPP logística farmaceutica
Branded Content

¿Con qué servicios pueden mejorar las farmacias la atención a sus clientes? Desde la disponibilidad horaria y local hasta la composición individual de recetas: las nuevas exigencias que enfrenta la logística farmacéutica de última milla exigen nuevas soluciones para satisfacer las necesidades de los clientes finales.

Imagen de recurso Quantion (1)
Imagen de recurso Quantion (1)
Transporte

AllRead proporciona software de visión artificial y deep learning aplicado a la industria marítima y portuaria, con el que captan cualquier código, texto o símbolo con la máxima precisión, desde cualquier cámara fija, móvil o dron.

MG 633
MG 633
Logística

Combinan dos semirremolques y una cabeza tractora y tienen como objetivo optimizar las operaciones de transporte de mercancías al permitir un mayor volumen de carga en una misma ruta.

EPG PR Schneider Electric Picture 4
EPG PR Schneider Electric Picture 4
Logística

Scheneider Electric ha implantado un nuevo sistema de gestión de almacenes LFS de EPG (Ehrhardt Partner Group) en su centro de Sarre-Union (Francia) con el que ha aumentado sus capacidades en el ámbito de la logística de almacén en un 15 %. 

Plataforma logística Proclinic Group 3
Plataforma logística Proclinic Group 3
Intralogística

El proceso totalmente automatizado del centro logístico permite gestionar más de 30.000 líneas de picking al día, abarcando más de 60.000 referencias.

Diseño sin título
Diseño sin título
Intralogística

Este nuevo modelo de Hyster puede manipular cargas de hasta dos toneladas, permite el apilamiento doble y la manipulación de cargas de palés de lados abiertos, así como el transporte y la carga o descarga de palés apilados a dos alturas en un remolque.

IMG 01
IMG 01
Intralogística

Con casi 20 años investigando sobre esta tecnología, la compañía prevé lanzar en 2023 una pila de combustible de 24 V propia para vehículos de manutención.

Black Friday Moinsa
Black Friday Moinsa
Logística

Los incesantes problemas del transporte, el precio del suelo logístico y la delicada situación de las ´Dark Store´, complicaran el correcto funcionamiento de la cadena de suministro en estas fechas.

Consulta nuestra nueva edición
NÚMERO 279 // 2022

Empresas destacadas

REVISTA