Volvo reduce sus emisiones con el transporte ferroviario

Volvo 2
Volvo está sustituyendo el transporte en camiones por el ferroviario.
|

Volvo Cars está reduciendo las emisiones de CO2 en sus operaciones logísticas al cambiar el transporte en camiones por el ferroviario entre sus fábricas y las nuevas campas de vehículos.

Especialmente en Europa, donde los camiones siguen siendo omnipresentes en el transporte de vehículos nuevos a las campas de distribución y concesionarios de los distintos mercados, la empresa está en proceso de reducir las emisiones al sustituir cada vez más el transporte en camiones por el transporte ferroviario. Por ejemplo, al implementarse el transporte por ferrocarril, las emisiones de CO2 se redujeron en casi un 75% en la ruta entre la fábrica de Gante (Bélgica) y una campa construida especialmente para ello en el norte de Italia. En otra ruta, desde Gante hasta un segundo depósito en Austria, las emisiones se redujeron casi a la mitad desde el cambio al transporte ferroviario.


Ambas iniciativas forman parte del plan de acción climática que reveló Volvo Cars este año. Mediante este plan, la empresa se propone reducir la huella de carbono por automóvil a lo largo de su vida útil en un 40% entre 2018 y 2025, lo que implicará una reducción del 25% de las emisiones operacionales, incluida la logística. El plan 2025 es un paso tangible para lograr el objetivo de Volvo Cars de que, para 2040, sus operaciones no tengan ningún impacto sobre el clima. “Cuando dijimos que planeábamos reducir significativamente las emisiones en todas nuestras operaciones, lo decíamos en serio”, señala Javier Varela, vicepresidente de Fabricación y logística de Volvo Cars.   

Comentarios

Revista
Logística Profesional
NÚMERO 254 // Marzo 2020
Ahora, acceso gratuito a la revista

REVISTA