"La necesaria apuesta del sector del embalaje por la sostenibilidad y la tecnología"

Marina uceda 43960
|

El sector del packaging representa el 1,7% del PIB español, con una facturación de 17.528 millones de euros en 2018 y un crecimiento del 5,8% en volumen de negocio. Como bien indican estas cifras, el mercado del envase y del embalaje, es prioritario en nuestra producción nacional, prueba de ello es que es uno de los sectores que más rápido se recuperó de la pasada crisis económica, según destaca Marina Uceda,directora de Pick&Pack, en un artículo publicado por Logística Profesional.


Actualmente, el packaging ha dejado de tener como función única acondicionar la mercancía para protegerla y conservarla durante los procesos logísticos. Los consumidores cada vez más se interesan por productos cuyos envases estén hechos de materiales con un bajo impacto ambiental y más sostenibles. Cualquier embalaje tiene que adaptarse al producto que es transportado, por lo que su material y formato deben garantizar el perfecto estado del producto durante el trayecto. Además, debe facilitar el montaje, manipulación y manejo por parte del usuario, cliente o transportista, así como minimizar los costes de manipulación, transporte y daños del producto antes de llegar a destino. Pero a pesar de estas funciones, el embalaje se convierte cada vez más en un elemento de comunicación de la apuesta de las marcas por la sostenibilidad.


A raíz de la crisis económica y la competencia de empresas internacionales, el camino para la recuperación del sector es una apuesta clara por la innovación. Una transformación que ha pasado de definir el envase y el embalaje como mera protección de la carga para centrarse en otras características como el ahorro de consumibles, la resistencia mecánica o la aplicación de nuevas tecnologías para el seguimiento del producto.


El artículo completo está disponible en la revista de enero de Logística Profesional.


Comentarios

REVISTA