Mercedes comienza a comercializar la furgoneta eSprinter 100% eléctrica

ESprinter 05
La eSprinter tiene una capacidad de carga máxima de 1.038 kilos.
|

Comienza en España la comercialización de la nueva eSprinter, la versión 100% eléctrica de la furgoneta Sprinter de Mercedes-Benz, precursora de un nuevo segmento de vehículos comerciales que está celebrando en 2020 su 25 aniversario.


La fabricación en de la eSprinter se integrará en la producción de la Sprinter en la planta de Mercedes-Benz en Düsseldorf. Esto permite flexibilizar su producción adaptándose a la demanda de cada una de las motorizaciones diésel Euro 6 o eléctricas y versiones de tracción delantera, trasera o 4MATIC.


“La eSprinter es el mejor aliado para la distribución de mercancías en entornos urbanos por su autonomía, capacidad y volumen de carga. El motor eléctrico de tres fases y seis polos de inducción asíncrono, la transmisión con una relación de cambio fija, el sistema de refrigeración y los componentes de la gestión electrónica están situados en el eje delantero y constituyen una unidad realmente compacta y ligera (125 kg). El motor dispone de una potencia de 85 kW (116 CV) y un par de 295 Nm.”, afirman desde la marca.


Existen dos opciones de capacidad de batería. De serie la energía es proporcionada por tres módulos de baterías de iones de litio situadas bajo del piso del vehículo. Su ubicación baja y centrada no resta espacio de carga o habitabilidad y además contribuye a lograr un buen comportamiento dinámico. Con una capacidad de batería instalada de 41 kWh (35 kWh disponibles), la autonomía es de hasta 120 km. Opcionalmente se puede optar por un cuarto módulo de batería que aumenta su capacidad a 55 kWh (47 kWh disponibles).


El vehículo cuenta con un sistema que permite tanto la carga en continua (enchufe CSS, Combo 2) como la carga en alterna (enchufe Mennekes Modo 3 en red trifásica o monofásica). El conector de carga se ubica en la parrilla tras la estrella de Mercedes. Este conector permite que el vehículo pueda ser cargado en infraestructuras de carga pública, empresas o en entornos domésticos (Schuko/Wallbox). Con una infraestructura de carga trifásica en alterna que permita 16 A por fase (7,4 kW) el vehículo puede estar completamente cargado en 6 horas.


La eSprinter está disponible con una longitud de 6.088 mm, tiene una capacidad de carga máxima de 1.038 kilos en 11 m3 de volumen, comparable con la Sprinter con un motor de combustión. El peso total máximo permitido es de 3.500 kilos. La disposición del conjunto de baterías bajo el suelo de carga, permite distintas posibilidades de carrozado para atender algunas necesidades específicas de algunos sectores en la distribución de última milla. También tiene disponible la gestión de carga remota que, además de gestionar y programar los tiempos de inicio de marcha para que el vehículo esté cargado, permite la pre climatización de la cabina para que esté a la temperatura fijada al iniciar la marcha (y si el vehículo está cargando no gastar energía de las baterías).



Comentarios

Revista
Logística Profesional
NÚMERO 255-256 // 2020
Ahora, acceso gratuito a la revista

REVISTA