Realidad virtual para la planificación de procesos intralogísticos

Realidad virtual viastore 32413
|

La intralogística es cada vez más compleja: elementos como la digitalización y la automatización están cada vez más integrados en los procesos dentro de los almacenes y en la producción. En este sentido, los fabricantes y usuarios pueden apoyarse en la representación tridimensional para planificar y diseñar las instalaciones de un sistema, los procesos y las estaciones de trabajo.


En este sentido, desde viastore systems subrayan que en la arquitectura y el desarrollo de productos es habitual utilizar desde hace tiempo la realidad virtual. «La tecnología es una herramienta importante para poder experimentar de forma realista los proyectos que aún se encuentran en fase de desarrollo y detectar los puntos débiles», explican.


Para ello, todas las informaciones relevantes se transfieren a unas gafas de visualización especiales que convierten modelos 3D en una experiencia real. En la simulación, el usuario tiene la sensación de encontrarse en el entorno representado en las dimensiones correctas o tener realmente en sus manos el producto.


Desde la compañía explican que «una diferencia importante» con respecto a la tecnología 3D convencional es que con la realidad virtual la mirada del usuario no se limita a una pantalla. Las gafas de visualización le proporcionan una ventana visual más grande y también permiten ver objetos de reojo. «A diferencia de 3D, de este modo realiza una inmersión total en el mundo virtual sin distracción óptica por factores externos».


La realidad virtual proporciona «cada vez mayor beneficio» en la concepción de sistemas logísticos complejos. Por ejemplo, permite planificar y proyectar un centro logístico integrando la producción con una gran aproximación a la realidad, lo que evita sorpresas futuras. Para sistemas más complejos, esta herramienta puede representar todos los proyectos en entornos de realidad virtual «en plazos muy breves». Así se diseña la instalación de la manera más realista posible teniendo en cuenta todas las exigencias del cliente.


El uso del entorno de realidad virtual permite enseñar a los usuarios, ya en la fase de desarrollo, el aspecto real que tendrá el almacén acabado. Además, la puesta en servicio virtual de centros logísticos automatizados permite la ejecución virtual de procesos futuros para comprobar su viabilidad y rentabilidad, lo que permite una concepción de los sistemas orientada a las necesidades.


La tecnología de realidad virtual también ayuda al diseño de las estaciones de trabajo. Los usuarios pueden probarlas previamente y comprobar su ergonomía, las prestaciones y el equipamiento.


Comentarios

Revista
Logística Profesional
NÚMERO 255-256 // 2020
Ahora, acceso gratuito a la revista

REVISTA