Yale, 100 años de carretillas eléctricas y ampliando la gama con ión-litio

Yale
Carretilla de Yale.
|

Las soluciones de energías alternativas constituyen un área en rápido crecimiento en la industria de la manutención, ahora que los clientes se guían cada vez más por el impacto medioambiental de los medios que eligen. Para Yale, la idea de soluciones de energía alternativas es un concepto que comenzó hace 100 años.


En 1920 Yale & Towne introdujo su primera carretilla elevadora eléctrica en el mercado de la manutención. Con este lanzamiento, así como con una nueva y amplia gama de equipos de manutención de materiales, la marca Yale había nacido oficialmente. Desde entonces, Yale ha seguido desarrollando de forma continua sus soluciones de energía, aplicando su filosofía de ‘People. Products. Productivity.’ (Personas. Productos. Productividad) para entender los desafíos a los que se enfrentan sus clientes y para ver la mejor manera de superarlos.


Ahora, Yale anuncia, coincidiendo con el centenario de la primera carretilla eléctrica, la extensión de soluciones de energía de ión-litio como equipamiento estándar a modelos  seleccionados. Previamente disponibles a través del Departamento Especial de Ingeniería de la compañía, las soluciones de ión-litio están ya disponibles como equipamiento estándar en toda la gama de carretillas eléctricas Yale; desde las carretillas contrapesadas de hasta 5,5t, a las transpaletas elevadoras con operador a pie y a bordo. “El uso de baterías de ion de litio ha tenido un rápido crecimiento a lo largo de los últimos años. Hay un mayor número de clientes que consideran comercialmente viable esta tecnología de baterías. Por ejemplo, las aplicaciones alimentarias y farmacéuticas se benefician del menor riesgo de vertidos químicos, y las aplicaciones de automoción, venta al por menor y logística cosechan las recompensas de utilizar una sola batería para operaciones de turnos múltiples", comenta Ivor Wilkinson, Solutions Manager en Yale.



Comentarios

Revista
Logística Profesional
NÚMERO 257-258 // 2020
Ahora, acceso gratuito a la revista

REVISTA