Además de ser más segura, permite ahorrar tiempo

El coronavirus impulsa la firma online de documentos

Alberto Redondo SERES 7172
Alberto Redondo, director de Marketing & Mass Market de Seres para Iberia y Latam.
|

El uso de la firma electrónica está permitiendo a las empresas mantener viva la actividad contractual formalizando todo tipo de operaciones sin necesidad de hacerlo de manera presencial.


La crisis del Coronavirus está impulsando el trabajo a distancia y la digitalización de los procesos en las empresas, entre ellos, el de la firma de documentos sin desplazamientos que eviten contactos innecesarios, asegura Alberto Redondo, director de Marketing & Mass Market de Seres para Iberia y Latam.


La firma de cualquier tipo de documentación como actas de consejos de administración, contratos, ofertas de productos, activación de servicios, etc. son susceptibles de esta tecnología que permite diversos circuitos para adaptarse a la diversa casuística de cada relación y que elimina el seguimiento posterior de cada documento.


Además de ser más segura, la firma digital permite ahorrar tiempo, al evitar desplazamientos y las colas que se producen para realizar trámites administrativos. Otra ventaja es que, al realizar digitalmente los procesos, el almacenamiento no es físico, reduciendo el espacio necesario para almacenar datos y también disminuir el uso del papel. La firma electrónica está orientada a la realización por Internet de operaciones que en la vida cotidiana requieren de una firma para validarlas, como Declaración de la Renta, solicitudes en registros electrónicos administrativos, petición de la vida laboral, firma de facturas electrónicas, contratación de servicios, etc.


Una solución de Seres permite firmar online desde el móvil con validez legal. “Esta tecnología se apoya en la firma electrónica para agilizar trámites, como ya se hace con la Administración y entre las empresas, además de dar integridad, autenticidad y seguridad a los documentos tratados de forma telemática. La crisis está mostrando la necesidad de tener sistemas de validez legal en remoto donde la firma de un contrato de personal no requiera el desplazamiento físico. La firma electrónica ofrece innumerables ventajas a las empresas, puesto que, al automatizar y digitalizar procesos, se reducen drásticamente las horas de gestión y los costes, además del peligro evidente con el coronavirus”, comenta Alberto Redondo.

Comentarios

Revista
Logística Profesional
NÚMERO 254 // Marzo 2020
Ahora, acceso gratuito a la revista

REVISTA