Fenadismer y CETM acusan al Gobierno de Cataluña de "pasividad y connivencia" al permitir los bloqueos en la AP 7 en La Junquera

Escenario cortes carretera 42588
|

Los antidisturbios franceses ya están disolviendo a los manifestantes convocados por Tsunamic Democràtic en la frontera de La Jonquera, en Gerona, para bloquear la principal vía de conexión por carretera entre España y Francia. Los agentes franceses están retirando a las personas sentadas sobre el asfalto.


Tanto Fenadismer como CETM han manifestado su protesta por la pasividad mostrada una vez más por parte de todas las autoridades que han permitido que la AP-7, vía principal de conexión entre España y Francia por carretera, esté cerrada al tráfico en ambos sentidos de la marcha. Más de 20.000 camiones se han visto afectados por el bloqueo en la frontera por la autopista AP-7, la principal salida de las exportaciones españolas al resto de la Unión Europea. “Pese a que el corte de la autopista estaba anunciado con suficiente antelación, el Gobierno catalán no ha actuado para evitar que el bloqueo se lleve a cabo, impidiendo además que los camiones puedan abandonar la autopista bajo sanción de 500 euros”, según aseguran desde Fenadismer.


Desde CTM señalan que “Los CDR reparten bocadillos, beben y bailan al son de la música, disfrutando de la completa falta de respuesta por parte de aquellos que tienen encomendado el cumplimiento de la Ley y el respeto del orden establecido, lo que nos está convirtiendo en el hazmerreír de Europa. No es admisible que la resaca electoral y los intereses políticos primen para tomar decisiones que perjudican al conjunto de la economía y la sociedad españolas. El Gobierno francés ya ha advertido de que no permitirá ni desmanes ni bloqueos en su frontera y que empleará para ello las medidas necesarias. ¿Por qué aquí no? ¿Para qué sirve un Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, que no es capaz de poner en marcha medidas conjuntas con el Gobierno francés que permitan la libre circulación transfronteriza entre ambos países? ¿En qué somos diferentes, máxime cuando se trata de defender nuestra depauperada economía, cuyo principal motor es el transporte?”.


“Desde que el pasado lunes 14 de octubre se hiciera pública la sentencia del Tribunal Supremo contra determinados dirigentes catalanes por el proceso independentista, las principales carreteras catalanas se han visto afectadas por numerosos bloqueos, en especial durante la primera semana, ocasionando gravísimos perjuicios a la actividad del transporte por carretera, y por ende a la actividad económica nacional. En este sentido, fueron especialmente significativos y preocupantes los sucesivos cortes que han afectado a la autopista AP-7 en diferentes puntos de la vía, en algunos casos de más de 30 horas de duración, teniendo en cuenta que dicha vía vertebra toda la Comunidad Autónoma y es la conexión principal con el resto de la Unión Europea para las exportaciones españolas, por la que transitan diariamente más de 10.000 camiones por sentido”, afirma Fenadismer, que exige tanto al Gobierno central como especialmente al de Cataluña, por ostentar las competencias de tráfico y circulación en la red viaria catalana, que se garantice la libre circulación por dicha vía, dada la importancia estratégica que representa tanto para la economía catalana como para el resto del Estado español.


Fenadismer critica la “actitud pasiva y de connivencia” que el Gobierno de Cataluña está mostrando con el bloqueo que se está llevando a cabo en la autopista AP-7 en la frontera de la Junquera, lo que resulta sorprendente teniendo en cuenta que desde ya hace varios días se venía anunciando dicha movilización en las redes sociales, bajo el título “Tothom a la Frontera” ( Todos a la Frontera), planteando un bloqueo indefinido en la AP-7 a partir del lunes 11 de noviembre durante al menos tres días consecutivos”.


A los gravísimos perjuicios económicos que tales bloqueos ocasiona a la economía en general y a la del sector del transporte en particular (cada hora que un camión permanece inmovilizado le supone un coste aproximado de 55 euros según cálculos de la Unión Europea), cabe añadir los perjuicios personales que ocasiona a los conductores que quedan atrapados en el interior de sus vehículos, al no poder atender sus necesidades básicas tanto de alimentación como de higiene.


Además para mitigar el impacto, Fenadismer reitera su solicitud al Departamento de Interior de la Generalitat de Cataluña para que “levante” con carácter temporal la actual prohibición de que los camiones circulen por la carretera nacional, para evitar que los camiones se queden bloqueados en la autopista cuando es cortada por los manifestantes, sin que tengan posibilidad de abandonar la AP7 a través de una vía alternativa, bajo sanción de 500 euros, convirtiendo a los transportistas en auténticos “rehenes” de las movilizaciones.


AECOC


También la Asociación de Fabricantes y Distribuidores, AECOC, lamenta el nuevo corte de la autopista AP-7 a la altura de La Jonquera, tras la llamada al bloqueo que ha vuelto a realizar Tsunami Democràtic. AECOC se suma a la indignación expresada por otras organizaciones como la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), y denuncia el impacto sobre la actividad de los transportistas que tienen este tipo de acciones reivindicativas. ““Compartimos el sentir y malestar de los transportistas ante una situación de la que las empresas cargadoras también somos víctimas”, ha indicado el responsable de cadena de suministro de AECOC, Alejandro Sánchez, que ha recordado que más de 10.000 camiones por sentido cruzan el paso fronterizo de La Jonquera a diario. "La Jonquera es una vía esencial para la competitividad de las empresas, para garantizar el servicio a la industria y el suministro de productos a los ciudadanos", ha añadido.


Comentarios

Revista
Logística Profesional
NÚMERO 254 // Marzo 2020
Ahora, acceso gratuito a la revista

REVISTA